¿ Cómo proteger a los niños y jóvenes ante los peligros de las redes sociales ?

Comparte por favor...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El avance tecnológico y la proliferación de las redes sociales pueden convertir a los niños y jóvenes en blancos fáciles de los depredadores sexuales que abundan en internet.

Estos peligrosos sujetos se disfrazan con perfiles falsos, buscando ganarse la confianza de desprevenidos jóvenes y niños; para luego acosarlos, amenazarlos y abusar de ellos.

Ante esta preocupante situación es necesario tomar precauciones. A continuación expongo 7 pasos para evitar que nuestros hijos caigan en estas trampas.

1 Alertar a los niños y jóvenes sobre los riesgos que implican el uso de las redes sociales

Es importante explicar estos términos a los niños y jóvenes de hoy:

a) Ciberacoso

Se produce cuando una persona intimida, molesta, y busca favores sexuales utilizando las redes sociales como plataforma para llevar a cabo sus delitos

b) Grooming

Se presenta cuando un adulto trata de conseguir favores sexuales de niños y jóvenes utilizando falsos perfiles en las redes sociales.

c) Sexting

Consiste en el intercambio de fotografías o videos con contenido erótico entre jóvenes, niños y personas adultas. Estos elementos pueden ser usados, posteriormente, para extorsionar.

Es necesario alertar a los niños y adolescentes sobre lo peligroso y negativo de caer en estas prácticas, tomando medidas preventivas como por ejemplo no aceptar solicitudes de amistad de personas desconocidas y que no deben dialogar con extraños en las redes sociales.

2 Brindar confianza y diálogo

Los depredadores sexuales aprovechan las rupturas familiares y la falta de comunicación entre los adolescentes, niños y padres para cometer sus delitos.

Es necesario brindarle al niño o a la joven una total confianza para que exprese sus inquietudes, temores o sí existe una amenaza real en las redes sociales.

La ingenuidad de ciertos niños y jóvenes y la falta de interés de los padres en estos asuntos, convierten a muchos adolescentes en presas fáciles de gente inescrupulosa y depravada.

3 Limitar el uso del internet en casa

Es necesario el día de hoy establecer límites en este sentido. Resulta inadecuado que una joven o un niño permanesca en el ordenador de su computador ó metido en su teléfono móvil todo el día.

La tecnología puede afectar la comunicación familiar. Existen adolescentes y niños que se convierten en adictos a las redes sociales. Es allí en donde pueden adquirir hábitos negativos como la pornografía, la adicción a las drogas y el alcohol; y la práctica de desviaciones sexuales.

He observado con preocupación como proliferan los grupos de whatsapp en facebook, con contenidos pornográficos y pedofilos explícitos, los cuales se convierten en uno de los canales preferidos por los ciberacosadores. Es importante indicarles a los jóvenes y niños que se alejen de estos grupos de whatsapp, para que no sean blancos fáciles de este tipo de gente.

4 Prestar mucha atención a lo que hacen después de colegio y en su tiempo libre

La continua vigilancia de la forma en que nuestros hijos hacen uso del tiempo libre, y conocer a sus amigos más cercanos, disminuyen el riesgo de ser victimas de los peligros en las redes sociales.

En este sentido es recomendable brindarles confianza a nuestros niños y jóvenes, pero enfatizar en que deben ser muy cuidadosos con las personas que están a su alrededor y aquellos que son “amigos” virtuales.

Es necesario indicarles que hablar con un desconocido por internet no lo convierte en un conocido y que la comunicación física es más adecuada que la que se entabla por medio de las redes sociales.

5 Asegurarse de que los menores de edad respeten los límites de edad en los sitios web

Existe un enemigo confeso en el internet y las redes sociales: la pornografía. Muchos jóvenes inconcientemente caen en esta adicción que puede pervertir su mente y su conducta.

Esta práctica denigra el cuerpo del hombre y la mujer, hasta convertirlos en objetos sexuales. Aquí es importante recalcar a nuestros niños y jóvenes que lo apariencia física cuenta, pero más importante es la personalidad y la bondad de un individuo. Además que nuestro cuerpo es templo del espíritu santo, y debemos cuidarlo, para agradar a Dios.

6 Entregarles recomendaciones sobre los aspectos de privacidad en las redes sociales

Resulta necesario explicarles a los niños y adolescentes que deben tener mucho cuidado con las fotos y la información que se entrega en las redes sociales.

Es aconsejable decirles que no publiquen su dirección, número de teléfono y ubicación exacta cuando hacen publicaciones. Las fotos deben ser pulcras y decentes, sin mostrar más de lo debido. Es mejor que las publicaciones sean para sus amigos, y no para todo público, como norma general.

Otro aspecto importante es que utilicen el respeto y la educación al hacer comentarios y publicaciones en las redes sociales, porque en la forma en que los niños y jóvenes se expresan; así son considerados.

7 Explicarles los hábitos positivos en las redes sociales

La tecnología y las redes sociales nos ofrecen ciertas ventajas como incrementar la interacción social, facilitar la comunicación y acercar a la gente y su cultura.

Los niños y los jóvenes utilizan, de igual manera, las nuevas tecnologías para expresar sus sentimientos, hacer amigos y ser aceptados por un determinado grupo. En el afán por convertirse en personas populares, con muchos amigos e innumerables me gusta, adoptan actitudes negativas en las redes sociales.

Cuando una jóven o un niño desea sentirse importante y aceptado en determinado círculo de amigos, puede caer en trampas y aceptar pretensiones que estos les hacen.

Aquí resulta satisfactorio expresarles a nuestros hijos que ellos son de gran valor, que no deben buscar el aplauso y la aceptación de los demás; y que es trascendental que se guarden y sean recatados y puros.

Hoy en día existen una visible propagación de antivalores que conllevan a que los niños y jóvenes adopten actitudes y comportamientos negativos que para ellos resultan “normales”.

Lo mejor que podemos hacer por nuestros niños y jóvenes es instruirlos en el correcto uso y no en el abuso de las redes sociales, para que ellos tomen conciencia y hábitos positivos para disminuir los riesgos y peligros existentes en las nuevas tecnologías.

Comparte por favor...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin