La planeación efectiva: 7 pasos para que tus planes tengan éxito

Comparte por favor...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿Cúal es la importancia de la planeación efectiva para que tus metas y proyectos tengan éxito?

Todos tenemos grandes y maravillosas ideas, sin embargo, muchas de ellas no son puestas en práctica, porque carecemos de un plan, y así obtener los buenos resultados que esperamos.

Las grandes ideas no bastan, se requiere de un plan específico y alcanzable, para que esos proyectos se conviertan en una grata realidad.

De la misma manera que resulta importante que un joven o una adolescente tengan su propio proyecto de vida; así mismo, es necesario que tú establescas planes, para que los proyectos e ideas que emprendas hagan parte de la realidad de tu vida.

A continuación expongo 7 pasos para realizar una planeación efectiva de tus metas y proyectos:

1. Establece una visión

La visión consiste en lo que deseas alcanzar, o en lo que te quieres convertir. El objetivo que establescas es la base de la planeación.

Por medio de tu visión enfocas tu mente hacia lo que deseas lograr; de igual forma, todos tus esfuerzos y acciones estarán dirigidas hacia la consecución de tus metas.

Observa el panorama de tu vida de aquí a 5 años. Hazte las siguientes preguntas: ¿dónde quiero vivir?, ¿a que voy a dedicarme? , ¿qué metas deseo alcanzar?, ¿qué estilo de vida deseo llevar?.

La visión que establescas te permitirá concretar las expectativas que tengas, para que todas tus acciones vayan dirigidas a obtener ese gran objetivo de vida que te hayas propuesto.

2. Identifica tu misión

La misión es el propósito de tu vida. Al tener claridad de tus propósitos, se convierten en parte integral de tu existencia.

Tu propósito es la razón por la cual te encuentras en esta tierra; es identificar cúal es la razón primordial de tu vida. Si te encuentras vivo es porque tu propósito no ha terminado. Este gran propósito puede ser: enseñar a mucha gente, ayudar a tantas personas como te sea posible, y brindar tus talentos y habilidades para el bienestar de los demás.

Es importante que establescas por escrito la misión de tu vida, y a partir de allí, idear planes efectivos a corto, mediano y largo plazo; que vayan acorde con el objetivo que te hayas trazado desde un principio.

3. Fíjate objetivos alcanzables

Es de vital importancia hacer de nuestra vida un juego planificado y una estrategia en nuestra mente, para que nuestra existencia se convierta en menos rutinaria, y más divertida.

La emoción que inyecta un plan y un objetivo alcanzable se convierte en el centro de atracción, y esto nos permite alcanzar mayores niveles de logros.

A todo lo anterior, debemos sumar la responsabilidad que se debe tener para cumplir con lo proyectado. De igual forma, es vital asumir la actitud de la gente efectiva, al saber reconocer su camino y contar los pasos para alcanzar su meta.

4. Ten una estrategia clara

Planear es similar a saber apuntar y dar en el blanco. Al fijarnos metas bien diseñadas, practicamos, dirigimos y seguimos el curso de un plan. Nuestra mente enfocada hacia el objetivo, alcanza entre el ochenta y cinco, y noventa por ciento de efectividad.

La estrategia que utilices se refiere al programa general de acción, y un despliegue de esfuerzos y recursos para alcanzar objetivos amplios. Consiste en aplicar en forma consistente y sistemática acciones dirigidas a obtener resultados satisfactorios para tu proyecto.

Si tenemos el talento para guíar el barco de nuestra vida, con un plan y rumbo estratégico, llegaremos a puerto seguro, con las velas desplegadas; reconociendo que hemos alcanzado lo que nos habíamos propuesto.

5. Revisa tus valores

Procura siempre actuar desde un conjunto de valores que produzcan buen carácter. Algunas veces, nos encontramos con personas que por conseguir algo, hacen lo que sea, y al obtenerlo, no modifican sus malos hábitos.

Existe un viejo refrán que expresa: “el dinero nos hace más de lo que ya somos”. Al elaborar tus planes y fijar tus metas reflexiona si tus actuales hábitos están equivocados, y si debes cambiarlos. Es tu propia responsabilidad convertirte en una persona altruista, respetable y colaboradora hasta el final de tus días.

Es de suma importancia que te forjes un carácter de integridad, esfuerzo, disciplina, dedicación y responsabilidad al alcanzar tus metas; además que disfrutes del camino,que te llevará al sitio donde deseas estar.

6. Realiza evaluaciones periódicas de tus planes

No todo lo que planeamos se cristaliza, sin embargo podemos medir los resultados de acuerdo con nuestros estándares. De la misma manera, si es necesario, los podemos reajustar de forma más realista. Este plan de acción consiste en planificar sabiamente.

Toda planeación efectiva debe estar basada en tiempos reales, constantes y concretos, durante el día, la semana, el mes o el año; hasta asegurar lo que realmente anhelamos. Es importante indicar que la planificación efectiva está provista de objetivos a corto, mediano y largo plazo; por consiguiente incluyen datos de tiempo, lugar y fecha de resultados.

Es de trascendental importancia realizar evaluaciones periódicas de nuestros planes con el objetivo de identificar los logros y resultados alcanzados hasta un momento determinado. Lo anterior nos permite saber dónde estamos, cúanto hemos avanzado, los resultados obtenidos hasta un punto establecido, además de los cambios y acciones a desarrollar para la ejecución del plan propuesto.

7. Cumple a cabalidad con tu plan

La vida resulta bella y satisfactoria cuando sabemos hacia dónde nos dirigimos, cómo podemos llegar y cúanto estamos caminando hacia nuestro destino. Cierta vez leí lo siguiente: “es importante vivir cada día como si fueramos a vivir mañana; y planear la vida como si fueramos a vivir cien años más”.

Existen personas que cuando tropiezan con problemas y dificultades al ejecutar su plan tienen la tendencia a abandonar o a buscar otras alternativas. Al planificar es importante tener en cuenta los inconvenientes y problemas en la ajecución, sin embargo todo esto se puede solventar sobre la marcha, para así seguir adelante con la culminación de nuestros proyectos.

Un hombre, o una mujer de progreso siempre buscan la ejecución, al poner en práctica sus planes y proyectos de manera consistente, ordenada y perseverante. La clave está en avanzar y alcanzar los objetivos propuestos a pesar de los giros del azar y las dificultades que se presenten.

Comparte por favor...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin