7 valores esenciales en la educación de nuestros hijos 

Comparte por favor...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿crees  tu que la educación actual está formando eficásmente a la juventud de hoy?.

La educación actual se centra en la formación en conocimientos, para que los jóvenes se inserten de manera satisfactoria al plano laboral y profesional. 

El conocimiento es clave para desarrollar los talentos y habilidades de nuestros hijos; pero la formación en valores éticos y morales los convertirán en esas grandes personas, que se requieren para que este mundo sea un mejor lugar,para las futuras generaciones

A continuación detallo 7 valores que son de gran utilidad práctica, para la educación de nuestros hijos:

1.  Coraje

Se requiere una gran dosis de coraje y determinación,para que los jóvenes alcancen el pleno desarrollo su potencial; a pesar de la adversidad y las críticas. 

Es necesario enseñarle a la juventud de hoy, el pensar y actuar con valentía, entusiasmo, motivación y disciplina. Que tengan el compromiso ineludible de luchar por sus sueños; y la firme convicción de crecer en todos los aspectos de su vida. 

Es necesario que nuestros jóvenes comprendan que enfrentar la vida con coraje es ” ser ” lo que realmente deseas, a pesar de que te han dicho que no eres capaz. 

2.  Optimismo

Muchos jóvenes fracasan en sus estudios, porque piensan que no son lo suficientemente inteligentes. 

La mejor manera de desarrollar su confianza interior es mirándolos como lo que podrían ser, no como lo que son. Un ejemplo de esto es motivarlos diciéndoles: ” considero que eres un gran estudiante”, “aprendes rápidamente”, ” conseguirás todas tus metas”.

Sicológicamente estamos alimentando su autoestima, y si los consideramos de esa forma; ellos se convertirán en esa imagen que tenemos de ellos. 

Con nuestro propio ejemplo de vida y cuidando mucho nuestras palabras, podemos convertirlos en personas positivas, inteligentes, con iniciativa y que deseen tener una existencia plena y responsable. 

3.  Ética de trabajo

Uno de los errores que se cometen en la educación de los jóvenes y niños es entregarles todo lo que desean, sin exigirles nada a cambio. 

Es importante que el jóven o la adolescente que desea algo para sí, se ganen las cosas con su buen comportamiento, logro educativo ó que ejecuten tareas sistemáticas en el hogar. 

De esta forma estamos enseñándoles que todo se consigue con esfuerzo, que debemos ganarnos las cosas y que el trabajo es necesario para el progreso. 

4.   Esperanza

En mi opinión este aspecto es de vital importancia. Nuestros hijos y jóvenes deben tener sueños y grandes expectativas personales; sin embargo lo que le entrega real valor a esto, es la fé y esperanza de conseguirlo. 

Es importante motivarlos a esperar con mucha certeza siempre cosas buenas: hermosas bendiciones, realizaciones, descubrimientos; y que con voluntad, disciplina y esfuerzo pueden conseguirlo todo. 

5.  Honestidad

Es realmente necesario transmitir a los jóvenes que deben ser íntegros, sinceros y responsables en todas las actividades que ejecuten en su vida. 

Es menester tener metas, pero lo vital es conseguir todo honestamente, legalmente. Cuando mantienen una conciencia limpia, reciben una paz interior y una gran armonía para sus vidas. 

Como padres y educadores de la nueva era, concientizar a los adolescentes sobre el valor y el poder de la honestidad e integridad, es un asunto crucial y de gran trascendencia. 

6.  Perseverancia 

La preparación, el conocimiento y el talento de nuestros jóvenes se elevan a un gran nivel, cuando cultivan el valor de la perseverancia. 

Si ellos persisten en sus propósitos y no desmayan ante la el primer obstaculo, estamos forjando grandes personas, que se convertirán en la nueva generación de líderes destacados de nuestra sociedad. 

Los grandes emprendimientos y las notables habilidades, se desarrollan mediante el empleo de la perseverancia. 

7.  El temor de Dios 

Este es un gran valor espiritual que es necesario desarrollar en nuestra juventud. Cuando ellos se vean enfrentados a una situación conflictiva; se acordarán de las implicaciones de sus actos en su relación con Dios. 

El temor y la obediencia a las enseñanzas cristianas, pondrá un gran escudo protector contra las amenazas y peligros que enfrentan los adolescentes de hoy. 

Nuestra principal función es entregar grandes valores morales y religiosos a nuestros hijos,para que ellos puedan llegar a ser las grandes personalidades, que impacten positivamente al mundo y a la sociedad. 

Comparte por favor...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin