En este momento estás viendo 8 Hábitos para que los niños aprendan finanzas personales básicas

8 Hábitos para que los niños aprendan finanzas personales básicas

El hábito de ahorrar es en sí mismo una educación; fomenta todas las virtudes, enseña la abnegación, cultiva el sentido del orden, entrena para la previsión y ensancha la mente

T.T. Munger

¿Cuáles son los hábitos y consejos importantes, para educar a los niños financieramente?.

Resulta de gran importancia que desde una pequeña edad enseñemos principios básicos financieros a los niños, para que más adelante, tengan una visión que les permita afrontar diversos desafíos económicos.

La educación financiera en el hogar es esencial para adquirir un buen manejo del dinero en la vida adulta, y puede desarrollarse con una serie de sencillos hábitos.

A continuación explico los 8 hábitos principales para la educación financiera en los niños:

1. Entrega buen ejemplo

Si deseas que tus hijos tomen en serio el tema de las finanzas, tú mismo debes llevar un orden y organización con respecto a tu economía.

Es importante establecer, que la mejor forma de enseñar es con el ejemplo. Mantén una economía saludable manejando un presupuesto, controlando los gastos y ahorrando dinero; esto para que los niños tengan en cuenta tus consejos y buenas prácticas.

Es necesario indicar que de nada sirve explicar y aconsejar, cuando los niños se están dando cuenta de que la economía no anda bien, los gastos son excesivos y la mayoría de las discusiones en el hogar se originan por un mal manejo del dinero.

De igual manera, muestrales cómo anotas tus gastos, la importancia del presupuesto y que ellos te vean manejando tus finanzas, con la misma dedicación que le imprimes a otros aspectos importantes del hogar.

 

Fuente: Pixabay

2. Déjalos administrar

La correcta administración del dinero es la base para la buena salud financiera, y es aconsejable que los niños, desde una edad muy temprana, se familiaricen con él, y lo administren.

En este sentido, es recomendable que le entregues a tus hijos cierta cantidad de dinero semanal o mensual, enseñándoles la importancia de gestionarlo, invertirlo o ahorrarlo.

De igual forma, es necesario que le enseñes la manera inteligente de gastarlo, si realmente compran algo necesario, o desean darse algún gusto. La cantidad de dinero debe ser pequeña, y reforzarlos si hacen un buen uso de éste, o corregirlos si lo utilizan de una forma no apropiada.

3. Enséñales el valor de las cosas

Es importante que le enseñes a tus hijos la diferencia entre el valor y el precio de las cosas. Deben reconocer que el precio es el dinero que se paga por un producto, mientras que el valor es la utilidad de las cosas.

De igual forma, se requiere que aprendan a valorar y a cuidar sus juguetes y artículos personales, sin desear los ajenos. En este sentido, no se aconseja reemplazar los juguetes que dañan de inmediato, ni comprarles todo lo que desean. Es mejor enseñarlos a ahorrar dinero y que se compren sus cosas.

Otro aspecto importante que deben aprender, es a reconocer que los objetos materiales no deben estar en ningún momento, por encima de las relaciones personales y familiares. Lo material es reemplazable, por lo que deben anteponer la amistad y el amor, sobre cualquier otra cosa.

Fuente: Pixabay

4. ¿De dónde proviene el dinero?

Desde temprana edad, se aconseja explicar a los niños el origen de los ingresos familiares y el esfuerzo que conlleva obtenerlos. Es importante aclararles ciertos temas financieros, para que a medida que crezcan, aprendan a utilizar sus recursos en forma eficiente, y a que multipliquen su dinero.

Así mismo, deben reconocer que los ingresos son claves para la subsistencia, y que una persona sin ingresos monetarios, y sin ahorros se encuentra en una situación delicada para poder satisfacer sus necesidades básicas esenciales.

En este mismo orden de ideas, es necesario recalcarles la importancia de ganar el dinero en forma honesta, con integridad. Así como indicarles que el trabajo y el esfuerzo son necesarios para alcanzar metas económicas.

5. Necesidades y deseos

Para que los niños y jóvenes desarrollen su inteligencia financiera, es menester enseñarles lo que significa comprar por una necesidad apremiante, o por darse un gusto. Es aconsejable que se hagan la siguiente pregunta: ¿lo deseo o lo necesito?. De esta manera adquieren mayor consciencia de sus gastos.

Aquí resulta importante explicarles lo que significa comprar productos de marca, y que es mejor tener pocas cosas de calidad, que poseer muchos bienes desechables. Es indispensable, que reconoscan los productos no esenciales, y cómo la publicidad nos induce a gastar más dinero de lo necesario.

La intención en este sentido, no es que sean avaros con su dinero, sino fomentar un consumo responsable. El dinero es un medio, y de vez en cuando la persona puede darse sus buenos gustos.

 

Fuente: Pixabay

6. Fomenta prácticas de ahorro

Se recomienda que a los niños y jóvenes les compres una alcancía para que ellos comprendan la importancia del dinero y del ahorro, especialmente cuándo desean adquirir un juguete costoso. Con este hábito ellos podrán adquirir ciertas cosas por cuenta propia, y se convertirán en personas más independientes.

De igual forma, con el hábito del ahorro aprenderán a trazarse metas a mediano y largo plazo. Se aconseja que empiecen con una pequeña suma, y que este dinero solo lo utilicen para un fin predeterminado. Esto hará que sean más perseverantes y organizados.

En este mismo sentido, resulta necesario enseñarles que los ahorros los pueden utilizar para invertir en otros productos y sacar ganancias al venderlos. Los grandes empresarios enseñan a sus hijos a vender y a invertir su dinero, desde muy pequeños

7. Prepáralos para el mundo digital

Para que un niño tome consciencia de sus finanzas, se le debe enseñar todo lo correspondiente al mundo digital y los posibles riesgos que esto implica. Es bueno que utilicen la tecnología con responsabilidad, para evitar posibles dificultades.

Es menester enseñarles normas de comportamiento en linea y ciberseguridad, porque a su edad son propensos a ofertas e intentos de estafa. Es mejor hablarles claro y que sepan desenvolverse en el tema digital, para que sean precavidos y eficientes con su dinero y con los temas financieros.

 

Fuente: Pixabay

8. Que utilicen las emociones a su favor

Es importante que los niños reconozcan la relación entre su estado de ánimo y sus hábitos de compra. Existe la necesidad de explicarles que existen ciertas emociones y sentimientos que influyen en sus finanzas personales.

Se recomienda que los niños aprendan a gestionar sus emociones, y que estás no incidan en sus decisiones financieras. Que reconozcan que el miedo, la complacencia, la vanidad, la ansiedad y la pereza pueden afectar sus decisiones de compra, ahorro, manejo del dinero y su disposición para invertir sabiamente su dinero.

Resulta de gran importancia que los niños tengan una buena claridad sobre temas de dinero y manejo de las finanzas, nunca subestimes la inteligencia de tus hijos; porque es mejor que aprendan desde temprano, las habilidades y buenos hábitos que conlleven a mantener en un nivel saludable, su economía personal.