En este momento estás viendo La Autoaceptación: 8 ventajas al aceptarte a ti mismo

La Autoaceptación: 8 ventajas al aceptarte a ti mismo

He comprobado que cuando realmente nos aceptamos, es decir, cuando nos aprobamos tal como somos, todo funciona bien en la vida

                Louise Lynn Hay

Una de los aspectos más importantes del crecimiento personal es la aceptación de uno mismo. Ésto significa estar conscientes de que somos seres humanos con errores, falencias, limitaciones; no somos perfectos y somos propensos a criticar y juzgar a otras personas.

Es importante y necesario que aceptes tu estado físico, tu nivel intelectual, tu ambiente, tu nivel económico, tu pasado, los traumas de tu infancia, etc. Solo cuando te aceptas a ti mismo con errores y virtudes, comienza el verdadero cambio en tu vida.

En las siguientes líneas y explico las principales ventajas del valor de la autoaceptación:

1. Eres más feliz

Una de las principales causas de la infelicidad personal es que desees que todo sea diferente en tu vida. No puedes escoger dónde naciste, tu familia, tu color de piel, tu nivel de inteligencia, tu altura etc. Pero si puedes escoger cómo te sientes por todo ésto.

Aceptate tal cual eres, una hermosa creación de Dios; pensante, libre, creativa, espontánea y alegre. Decide ser feliz por ser cómo eres, sin importar la opinión de otras personas sobre cómo debería ser tu vida.

Serás más feliz cuando te aceptes y te quieras tal y cual eres. Siéntete bien por tu buena salud, por tus habilidades, talentos e intereses; muchos desearían ser cómo tú eres y ocupar tu lugar. Agradece por las bendiciones recibidas y no te quejes por lo que te hace falta.

2. Reconoces tus errores e imperfecciones

Para empezar a crecer es necesario que reconozcas donde estás, y cuáles son tus mayores falencias y errores. Es importante que observes en tu interior, que te autoexamines y aceptes tu propia realidad en éstos precisos momentos.

Antes de criticar o juzgar a otros mírate a ti mismo y empieza a aprender cómo aceptar de mejor manera tus circunstancias actuales. No es que seas conformista con tu realidad; es tratar de crecer a partir de lo que eres en éstos momentos, objetiva y sinceramente.

Si no aceptamos nuestros errores nunca nos libraremos de ellos. Aceptar nuestra realidad interior también significa aceptar ese fondo de inautenticidad que todos llevamos dentro. Esos impulsos inconfesables que nunca tuvieron que ser, pero sin embargo, han sido. No condenó Dios a Caín por haber matado a Abel, sino por no aceptar la responsabilidad de sus errores.

3. No eres tan exigente con las demás personas

Una de las mayores ventajas de aceptarte a ti mismo es que aceptas a los demás tal y cual son. No buscas enmendar la plana del prójimo y eres más comprensivo con la realidad de otras personas.

Desde el hogar resulta de gran relevancia que aceptes y ames incondicionalmente a tus hijos. Considera, alaba y reconoce en cada uno de tus hijos sus aptitudes, cualidades y destrezas más destacadas. Que cada uno de los miembros de tu familia se sienta importante, reconocido y alabado por lo que son, es necesario para que alcancen una buena autoestima personal.

Las personas que recibieron de sus padres y educadores una dosis suficiente de confianza y seguridad en sus propios valores y aptitudes, acceden pronto a la madurez Psíquica y a la autoaceptación, que les permite considerar irrelevantes la aprobación o desaprobación de los demás sobre determinados aspectos de su vida.

4. No te sientes culpable

Otra ventaja importante de aceptarte a ti mismo es que eliminas el sentimiento de culpa de tu vida. Te sentirás libre de las cadenas del pasado, de los errores que cometiste. Es algo que pasó en ese momento pero que ahora no tiene relevancia. Aprendiste la lección y no volverás a tropezar con la misma piedra.

Es importante que te aceptes y te perdones si tus acciones no fueron de lo más correctas en determinado tiempo o situación. No puedes cambiar lo que ocurrió, acepta todo y empieza a trabajar hoy en ti mismo, para que mejores tu presente.

Existen personas que cargan con un sentimiento de culpa que les corroe el alma. Perdonate a ti mismo y perdona a los demás para que te liberes de la pesada carga del resentimiento, odio y culpabilidad. Hoy es el preciso momento para que seas más feliz.

5. Aumenta tu autoestima

Cuando te aceptas y te quieres como eres tu vida cambia. Sentirás un sentimiento de valía personal. Sabrás que no eres perfecto, que puedes equivocarte, pero eso no define lo que eres. Te conviertes en mejor persona cuando te levantas y caes.

Es importante que aceptes tus pensamientos negativos, tu inseguridad ocasional, tu procrastinación. Además, simplemente por este solo acto, te permite cambiar; sin violencia, sin necesidad de superarte, sin someter una parte de ti, sin juicio, simplemente a través de la aceptación; a través del amor. Cuando aceptas tus defectos, eliminas la vergüenza y el miedo, que los aísla como fosos que aíslan los castillos.

La aceptación de tu vida y circunstancias te permite valorarte mejor. Te sientes mejor contigo mismo, te ves como una persona valiosa e importante, por tu personalidad y vida interior. Tú mismo te das un gran valor, y no necesitas de la opinión de los demás.

6. Disminuye la ansiedad y el estrés

El no aceptar tus circunstancias actuales y sentir mucha ansiedad por el futuro podría ser causa de enfermedad. Una actitud apacible y de calma, aceptándo lo que eres, no queriendo ser alguien más, te permite vivir más relajado.

De igual manera, existen muchas personas que con el furor de las redes sociales, crean falsos perfiles, para engañar a otros, o buscar validación. Es necesario que estemos pendiente de nuestros hijos, para que no sean víctimas de personas inescrupulosas en las redes sociales y en internet.

La gente que se acepta a sí misma vive con más calma y tranquilidad. Pueden fracasar, cometer errores, estar inseguras; sin embargo, eso no hace que se sientan menos, sino que es el proceso de la vida, y hay que aceptar la realidad de tu vida en el momento actual.

7. Empieza tu cambio interior

Desde la perspectiva del autoconocimiento es necesario que tanto el hombre como la mujer miren en su interior, en sus emociones, sus sentimientos, su negatividad, sus miedos, traumas y ansiedades. Aceptar que puedes estar sintiendo éstas cosas es necesario para que empieces a cambiar positivamente.

Es importante indicar que desde la aceptación positiva de tus carencias internas sobreviene el deseo de sentir emociones positivas de esperanza, fé, amor, paz, alegría, gozo, bienestar, calma y paciencia. El primer paso para cambiar es que reconozcas y aceptes tus falencias internas actuales.

De igual manera, cuando tienes un problema de adicción: a las drogas, alcohol, cigarrillos, juegos, apuestas etc. Los Psicólogos y especialistas dicen que si la persona no acepta que tiene un problema, no se puede hacer mucho. La mejora y transformación viene de aceptar que tienes una adicción o problema particular, y a partir de allí, realizar acciones positivas para revertir la situación.

8. Desarrollas una personalidad equilibrada y madura

La gente que acepta su vida y circunstancias actuales desarrolla una personalidad madura y equilibrada. Ya no quiere seguir los estándares que le impone la sociedad, y las demás personas. No busca validación, ni intenta impresionar o convencer a ninguno. No busca competir ni compararse con otros. Se siente bien como es, y su personalidad es atractiva.

De igual manera, la aceptación de ti mismo te permite intentar cosas que nunca hubieras intentado antes. Puedes arriesgarte al fracaso e ir por lo que quieres. Estás libre de la carga de ser perfecto. No necesitas ganar cada vez. Simplemente puedes dejar que tu intuición te guíe, a donde sea que quiera llevarte. Todo lo que necesitas hacer es dar el siguiente paso. Cuando te aceptas a tí mismo y a tus defectos, también puedes aceptar a los demás. Ya no necesitas juzgarlos. Puedes encontrarte con ellos dónde están. Puedes alcanzar y entender. Les susurras: «Oye, yo también soy imperfecto y estoy asustado». De ésta forma, en tu aceptación amorosa, ellos también pueden cambiar.