La proactividad: 8 características básicas de las personas proactivas

Comparte por favor...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y lo hace. La gente que cultiva sus sueños, hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad.

Mario Benedetti

El término proactividad se define como el comportamiento que implica actuar antes de una situación futura, en lugar de solo reaccionar. Significa tomar el control y hacer que las cosas sucedan en lugar de simplemente ajustarse a una situación o esperar a que suceda algo.

En el ámbito profesional una persona proactiva es aquella que se adelanta a los problemas, los previene o está preparada para enfrentarlos eficientemente. Además es capaz de soportar las presiones del sector y siempre enfoca sus acciones en que las circunstancias mejoren. No le teme a los cambios, es más los promueve; y principalmente no se deja vencer por los fracasos, si no que aprende de sus errores.

A continuación explico 8 características principales de las personas proactivas:

1) Tienen iniciativa propia y emprenden la acción

El individuo proactivo reconoce cuales son sus funciones, y las realiza sin vacilación. Son personas productivas que poseen una gran inciativa propia para sacar adelante sus proyectos, o los proyectos de la organización, a la cual pertenecen.

Son hacedores por naturaleza, a los cuales no se les debe empujar para que cumplan con sus objetivos. No requieren personas a su lado que los esten supervisando, porque tienen un alto sentido de responsabilidad y compromiso.

El comportamiento proactivo refleja una gran ética laboral y profesional. Es hacer más de lo que se le pide y mejorar la calidad de su actividad, día tras día.

2) Afrontan el cambio y la incertidumbre de manera positiva

La gente proactiva se caracteriza por iniciar el cambio, no por adaptarse a él. Reconocen que muchas personas son convencionalistas y se muestran reticentes al cambio, pero ellos consideran el cambio, como algo positivo, y una oportunidad para avanzar y progresar.

El hombre o la mujer proactiva se interesan en evolucionar constantemente para realizar las tareas con creatividad e imaginación, observando como una oportunidad positiva el cambio y la innovación empresarial.

3) Enfrentan con coraje y esperanza las circunstancias adversas

El neuropsiquiatra austriaco Doctor Viktor Frankl, usó la palabra proactividad para describir a una persona que asumió la responsabilidad de su vida, en lugar de buscar causas en circunstancias externas u otras personas.

Este célebre autor, siendo sobreviviente de un campo de concentración nazi, expresó este término para señalar a aquella persona que con coraje, perseverancia y con una adecuada elección de las actitudes ante las adversidades, sale adelante, y además fortalecida.

El Dr Frankl considera la proactividad como la actitud de valor, confianza y propósitos definidos, que le permiten a una persona salir adelante de una situación problemática, dramática y caótica.

4) Planificación y expectativas anticipadas

Las personas proactivas planifican muy bien sus acciones para anticipar futuros problemas e incertidumbres. Mediante una acción decidida se anticipa a las situaciones y logra conseguir sus metas y objetivos.

Son personas que no dejan las cosas al azar, si no que conscientemente realizan esfuerzos planificados con acción e iniciativa.

La acción proactiva se diferencia de la acción reactiva, en que esta última es aquella que se centra en ver, esperar y reaccionar después de que hallan sucedido las situaciones oportunas o problemáticas.

5) Toman decisiones propias y manifiestan sus opiniones de forma asertiva

Las personas proactivas son aquellas cuya conducta individual se centra en sus decisiones propias, y no depende de las condiciones externas.

El hombre o la mujer proactiva utiliza la asertividad al expresar sus ideas y opiniones. Defienden con argumentos sólidos sus convicciones y creencias y no se dejan llevar por las opiniones contrarias de las demás.

Las personas que tienen el hábito de la proactividad no son agresivas, arrogantes o insensibles, cuando defiendes sus ideas, si no que se mueven por valores, saben lo que necesitan y actúan en consecuencia.

6) Actúan con decisión y determinación para alcanzar sus metas

La proactividad es la actitud de un individuo cuando decide controlar su conducta de una manera activa. Estas personas utilizan la decisión y determinación para alcanzar sus objetivos y mejorar sus condiciones de vida.

La actitud de la persona proactiva es la acción diligente, la cual le permite conseguir sus propósitos y objetivos con una determinación y disciplina envidiables.

Las personas proactivas no actúan de prisa o de una forma desorganizada; miden lo que harán, y cuales son las posibles consecuencias de sus acciones. Establecen metas alcanzables, saben actuar bajo presión y convierten las circunstancias externas en aliadas para su progreso personal y profesional.

7) Gestionan adecuadamente sus emociones y sus actitudes

La esencia del comportamiento proactivo en las personas es la libertad de elegir su propia actitud ante las circunstancias de su vida. Esto implica el manejo adecuado de sus emociones y sentimientos.

Una característica de vital importancia de las personas con hábitos proactivos es refrenar sus impulsos, controlar la ira y observar las situaciones desfavorables en oportunidades para aprender, ser mejores personas; y buscar la plenitud y felicidad para sus vidas.

El autor Steven Covey considera que la esencia de la persona proactiva es la capacidad de subordinar los impulsos a los valores. Establece que las personas proactivas se mueven por valores cuidadosamente meditados y seleccionados: pueden pasar muchas situaciones a su alrededor pero son dueñas de cómo quieren reaccionar ante estos estímulos.

Centran sus esfuerzos en el círculo de influencia. Se dedican a aquellas cosas con respecto a las cuales pueden hacer algo. Su energía es positiva, con lo cual amplían su círculo de influencia.

8) Asumen el fracaso como una oportunidad de aprendizaje

La persona proactiva reconoce que sus metas, acciones y calidad de vida dependen de la forma en que reaccionan al fracaso.

Consideran la derrota como una oportunidad de aprendizaje única que le permitirá afrontar los retos futuros con mayor determinación y coraje.

Una de las principales características de la gente proactiva es observar en forma positiva el fracaso temporal. Esta clase de personas se levantarán nuevamente, aprenderán la lección y seguirán en busca de sus ideales y metas con mucho entusiasmo y perseverancia.

Para concluir, el aspecto más importante que destaca a las personas proactivas, además de su iniciativa es la actitud y reacción positiva ante las dificultades y presiones externas. Ante el fuego de la prueba, se convierten en joyas preciosas que iluminan el mundo.

Comparte por favor...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn